¿A quiénes otorgamos nuestra confianza?

Estos días he tenido oportunidad de revisar el Trust Barometer 2018 de la agencia Edelman. El estudio, que se centra en 28 países, analiza el grado de confianza de la población en las principales instituciones (gobierno, empresas, medios y ONGs).

Y salvando las diferencias, quiero utilizarlo para reflexionar sobre aquellas características que percibimos en un líder que facilitan el camino de la confianza.

Una de las características importantes es que podamos percibir su competencia, que nos demuestre sus habilidades, conocimiento y experiencia. Observar la forma en que una persona aborda sus objetivos, resuelve sus problemas, toma decisiones, se desenvuelve en sus actividades diarias nos informa de su competencia y nos permite depositar nuestra confianza en él.

Otra de las características es que el líder nos resulte creíble. ¿Y cómo percibimos la credibilidad? Cuando la comunicación con él se apoya en la verdad y en la integridad, cuando admite los errores y actúa de acuerdo a los valores, tanto personales como los de la organización avanzamos en el camino de la confianza.

Otra habilidad relacionada con la confianza que otorgamos al líder es su capacidad para cuidar y valorar las relaciones que establece con sus colaboradores. Un líder que se preocupa por encontrar puntos en común, intereses compartidos, que intercambia información con la confidencialidad requerida y sabe utilizarla es un líder en el que confiamos.

Y acabo con el compromiso, un líder que cumple sus promesas, que hace lo que dice que va a hacer, que no elude su responsabilidad es un líder al que otorgamos nuestra confianza.

Un reciente informe de The Ken Blanchard Companies concluye que el 45% de los empleados piensa que «la falta de confianza en los dirigentes de la empresa es la principal barrera para el desempeño laboral».

¿Qué puedes hacer para facilitar el camino de la confianza?

Te dejamos un vídeo con lo que opinan sobre la confianza algunas de nuestras referencias y la representación de Alya Titarenko and Gael Ouisse, acróbatas del Cirque du Soleil, que nos ayuda a visualizar lo que podemos construir en una relación de confianza.

“La confianza es una hipótesis sobre la conducta futura del otro. Es una actitud que concierne el futuro, en la medida en que este futuro depende de la acción de un otro. Es una especie de apuesta que consiste en no inquietarse del no-control del otro y del tiempo” (Laurence Cornu).